Desalojo en Bello/Foto RCN Radio

Tres policías uniformados y nueve civiles resultaron lesionados tras los enfrentamientos de la comunidad con el Esmad en el sector Nueva Jerusalén en Bello, donde desarrolló el desalojo de 175 familias que invadieron esos predios que realmente pertenecen a Medellín. Las doces personas resultaron heridas luego de que los habitantes que pusieron resistencia a la intervención de las autoridades lanzarán rocas y palos a los uniformados, a la vez que estos respondieron con gases lacrimógenos y balas de goma. Según una de los lesionados, el Esmad excedió su fuerza tanto así que no solo causó heridas sino que también provocó un aborto de una mujer embarazada."Lo que más nos molesta es la manera como están tratando a las mujeres, no respetan ni a los niños ni a las adultas mayores. Una embarazada habría perdido a su bebé". Sin embargo, el acalde encargado de Bello, Jairo Araque, aseguró que los lesionados fueron dados de alta rápidamente y desmintió que una mujer embarazada haya sido agredida."Eso es falso, no lo tenemos en ningún reporte. Tampoco tenemos víctimas mortales ni un niño que haya perdido un ojo por los operativos". A pesar de los desmanes, las autoridades adelantaron parcialmente el procedimiento, tanto así que se recuperaron siete predios, de los que 30 personas desalojaron. (Puede leer: Al menos seis heridos deja desalojo de familias en el barrio París de Bello) Esta intervención se desarrolla a raíz de una sentencia del 14 de enero de 2013 que ordenó el desalojo y demolición de 175 viviendas en ese sector porque están en alto riesgo, pero obliga a las administraciones de Bello y Medellín reubicarlas un plazo de dos años y pagarles subsidios habitacionales por tres meses. El proceso de desalojo continuará hoy y se postergará por lo menos 20 días más.