Cargando contenido

Foto referencia Ingimage



En el Comité Departamental de Amenazados fueron recibidos once profesores y una rectora, provenientes en su mayoría de Cáceres, Caucasia y Tarazá, donde se han visto afectadas las actividades académicas, debido a las intimidaciones y a los enfrentamientos entre grupos al margen de la ley.

Parmenio Córdoba, delegado de Derechos Humanos del sindicato de los maestros en Antioquia, llamó la atención de las autoridades, porque está en alto riesgo la comunidad educativa a tal punto que los padres de familia prefieren dejar los hijos en la casa para no exponerlos. Muchos docentes de las zonas rurales podrían desplazarse, advirtió el vocero de Adida.

El delegado de derechos humanos, destacó el caso de la  rectora de la Institución Educativa Rafael Uribe Uribe del municipio de Valparaíso, en el suroeste antioqueño, Genny Varela Gaviria, quien pese al trabajo que ha realizado para mejorar la calidad de la educación, recibió amenazas de muerte.