Preocupantes cifras sobre amenazas a docentes se confirmaron en el departamento de Nariño.

Serian 50 los profesores que debieron salir de distintos municipios, especialmente en las zonas de la cordillera, el sur del departamento y en la costa pacífica, donde el caso más preocupante se presenta en el municipio de Santa Bárbara Iscuandé, pues 13 educadores no volvieron a sus clases tras recibir amenazas a través de un panfleto.

Estos 50 docentes salieron de sus entornos laborales en el último año, y están a la espera de definir su situación después del análisis de la gravedad de las amenazas. Desde la secretaria de educación conocimos que 6 de ellos ya recibieron la resolución de reubicación, los demás se presentan a sus jornadas en la sede de la secretaria en Pasto.

El caso más reciente en Nariño se presentó en le municipio de Santa Bárbara Iscuandé, donde 13 docentes no volvieron a su lugares de trabajo como lo explicó el alcalde José María Estupiñan, “supuestamente dicen que recibieron un panfleto, donde les manifiestan que más vale vivo que muerto, y con base en eso ellos se ubican en esta posición de no regresar a dictar clases. Se debe tener en cuenta que la mayoría de estos docentes no son de la zona, son de Pasto, Buenaventura, Tumaco, Cali y el Chocó, entonces es entendible, porque primero está la vida”.

Entre los grupos causantes de esta situación se incluye al ELN, las disidencias de las FARC y los grupos emergentes que se autodenominan como grupos de autodefensas y hacen presencia en las zonas que fueron abandonadas por las FARC, tras la firma del acuerdo de paz de La Habana.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido