La Policía Metropolitana desplegó un operativo especial para dar con el paradero de los responsables. 



Las autoridades de Medellín encontraron en una calle del barrio Robledo Aures, sector de Pajarito, amarrados y con signos de tortura a un joven de 18 años y su novia, de 16, quien  minutos antes habían sido abordados por un grupo delincuencial.

Según el Comandante de la Policía Metropolitana de Medellín, General José Gerardo Acevedo, los jóvenes, que sobrevivieron a la agresión,  fueron encontrados en un punto donde tradicionalmente hay un puesto de control de las autoridades.

"Ellos fueron accedidos por un grupo delincuencial. Todo parece indicar, según las primeras investigaciones,  que querían enviar un mensaje de advertencia a un familiar del joven", explicó el comandante de la Policía Metropolitana.

Explicó el oficial que los jóvenes fueron tirados a orillas de la vía de Pajarito, en el noroccidente de Medellín,  y oficiales del cuadrante los trasladaron a un centro asistencial donde reciben la atención médica.

"Los llevaban en un vehículo y había un puesto de control. Fueron dejados tirados a orillas de la vía. El cuadrante se percató. Los jóvenes fueron llevados a un centro asistencial pero no tenían situaciones que peligraran su vida", puntualizó el general Acevedo.