Tarazá, Bajo Cauca antioqueño. Foto: Cortesía Mi Municipio.

En un ataque armado fueron asesinados dos vigilantes de la hacienda El Topacio, ubicada en el municipio de Tarazá, Bajo Cauca Antioqueño, donde un joven identificado como Pedro Julio Nieto Blandón, sobrevivió con heridas de gravedad. La alcaldesa de Tarazá, Gladys Miguel Vides, dijo que el atentado ocurrió en un predio que pasó al Fondo de Reparación a la Victimas, luego de un proceso de extinción de dominio. Agregó, que los trabajadores, Luis Miguel López Gallego y Juan Julián Barrera Vera, eran personas humildes que no tenían amenazas. En Tarazá, la comunidad está atemorizada porque durante este mes se han reportado más de 10 homicidios y por la circulación de panfletos de grupos ilegales. Muchos padres de familia no mandan a sus hijos a estudiar por temor a hechos de violencia, manifestó la alcaldesa. La situación de derechos humanos en el Bajo Cauca es compleja, a tal punto que la Agencia para los Refugiados de Naciones Unidas, y la Defensoría del Pueblo, lanzaron alertas al Gobierno Nacional, ante las disputas entre el Clan del Golfo y el ELN por las rutas del narcotráfico y la minería ilegal. En Cáceres están en riesgo 600 familias y 400 personas ya se desplazaron.