Miembros del Esmad fueron atacados con bombas molotov mientras acompañaban a los encargados de la erradicación forzosa de cultivos ilícitos en el municipio de Tarazá, Bajo Cauca antioqueño, donde se generó un nuevo enfrentamiento entre la Fuerza Pública y pobladores. Según el coronel Wilson Pardo, comandante de la Policía de Antioquia, los explosivos fueron lanzados por cultivadores de coca de esa zona que no aceptan el proceso de erradicación. Lo que dejó dos uniformados heridos. De acuerdo con un comunicado de la Asociación de Campesinos del Bajo Cauca (Asobac), se oponen a este proceso de erradicación porque el Gobierno Nacional aún no ha cumplido con puntos pactados con las Farc sobre la solución del problema de las drogas ilícitas y la sustitución de cultivos.