Cortesía: QRadio.

Un gran susto se llevaron los 30 pasajeros que viajaban en un avión de la empresa EasyFly que cubría la ruta Medellín-Quibdó. Durante el aterrizaje en el aeropuerto El Caraño de la capital chocoana, presentó fallas en una de sus llantas.

El coronel Fredy Bonilla, secretario de Seguridad de la Aerocivil, confirmó que cuando la aeronave estaba aterrizando tuvo dificultades en una de sus ruedas.

Bonilla destacó que por fortuna los pasajeros salieron ilesos y pudieron bajar del avión en el menor tiempo posible.

El oficial aclaró que la aeronave ya fue retirada de manera segura de la plataforma y sin mayores complicaciones.