Cargando contenido

Los empresarios aseguran que el uso responsable de las habitaciones contribuye a la salud mental de las parejas.

Motel de Venecia
Tienen equipo de sonido, luces sofisticadas y televisores.
Inaldo Pérez / Sistema Integrado Digital

Los establecimientos de alojamiento temporal por horas, más conocidos como moteles, hacen parte de los gremios que suspendieron actividades con la llegada del coronavirus al país. Casi tres meses después, 50 propietarios de estos sitios le pidieron a la gobernación de Antioquia que les permita habilitar sus servicios desde el lunes primero de junio. 
 
Gladys García, representante del gremio motelero en el Valle de Aburrá, aseguró que son cerca de cuatro mil familias de estratos 1,2, y 3, que dependen del funcionamiento de estos lugares. 

Lea también: Metro de Medellín está al 2% de alcanzar límite de capacidad, en horas pico

Según la empresaria, “por obvias razones, desde que comenzó la emergencia nuestros ingresos han sido de cero. Muchas de las personas que trabajan en los moteles son cabeza de hogar y pertenecen a estratos vulnerables que necesitan el empleo para sostener a sus familias”. 

Indicó además que el uso de los espacios ayuda a mantener la salud mental de las parejas, en tiempos de estrés por el coronavirus. Dijo que, “nosotros nunca hemos sido foco de contagio. Desde mucho antes de que comenzara la pandemia, nosotros teníamos unos protocolos de bioseguridad, lo que hemos hecho con esta nueva situación es ajustar algunos detalles”. 
 
Por medio de una carta, los propietarios de los moteles le expusieron tanto al Gobierno departamental, como a las alcaldías de los diez municipios que integran el área Metropolitana que su actividad no implica un contacto directo entre trabajadores y usuarios. 

Lea también: Transportador con coronavirus continuó desplazándose por varias carreteras
 
Los dueños de los moteles pidieron ser incluidos dentro de los sectores económicos que pueden habilitar nuevamente sus funciones  bajo una estricta vigilancia.

Los voceros aseguraron que “estamos dispuestos a flexibilizar los  horarios de ingreso y de salida, con el fin de evitar que no se crucen en las horas pico de su movilización”. Y se comprometieron además a reforzar los protocolos de aislamiento entre sus colaboradores.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido