Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El carro fue encontrado en el río Atrato, jurisdicción del Chocó.
con el paso de los días, crece la angustia entre los familiares y amigos de Diana María Toro Vélez, quienes se han unido en cadenas de oración.
Cortesía familiares

Un mes después de la desaparición de la comerciante antioqueña Diana María Toro Vélez, el Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, confirmó que la mujer está en poder del frente noroccidental del ELN que lidera alias Fabián.

Al parecer una banda criminal la secuestró en Amagá, suroeste del departamento, y luego la habría vendido al grupo guerrillero

El Alto Comisionado aseguró que entiende el llamado de las víctimas para reanudar la mesa de paz con el ELN, pero dijo que no se pueden aceptar más casos de secuestros a manos de la guerrilla.

Con la retención de la comerciante antioqueña ya serían cuatro las personas secuestrada por el ELN con fines extorsivos, explicó el comisionado. 

Miguel Ceballos rechazó este secuestro y solicitó al ELN "que cese definitivamente esta práctica de un delito que todos los colombianos rechazan, como una manera para mostrar realmente su voluntad de paz".

También puede leer: ELN no ha entregado pruebas de supervivencia de mujer secuestrada en Amagá

Por su parte, el coronel Carlos Sierra, comandante de la Policía en Antioquia, también había confirmado que la mujer estaba en poder del ELN y que los captores ya habían hecho una exigencia monetaria para liberarla. Agregó que la víctima es buscada en los departamentos de Antioquia, Chocó y Risaralda.

El alto oficial indicó que "una sola vez exigieron dinero y estamos continuando nuestras labores investigativas. Esto lo está manejando directamente Gaula desde Bogotá y lo que creemos es que posiblemente pueda estar en Chocó. Seguimos nuestras labores investigativas que apunten a ver dónde se encuentra esta mujer". 

El secuestro de Diana María Toro ocurrió en el suroeste antioqueño cuando se movilizaba en su camioneta el pasado 27 de septiembre. Ese día regresaba en un vehículo de su propiedad a la finca de la familia, ubicada en zona semiurbana de esa población, y fue interceptada por los ocupantes de una moto, quienes la intimidaron con arma de fuego y se la llevaron en el mismo carro.

La víctima fue obligada a bajar del automotor y a subirse a un taxi con rumbo desconocido; días después el vehículo de la mujer apareció abandonado en un río del Carmen de Atrato en Chocó, donde se presume estaría retenida por los guerrilleros que se mueven por una amplia zona selvática.

Según la información de sus familiares, la comerciante no había reportado amenazas ni cobro de extorsiones Mientras tanto, con el paso de los días crece la angustia de los familiares y amigos, quienes se han unido en cadena de oración para pedir por su vida y la libertad inmediata.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.