Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

mctorres
Hidroituango
En los últimos días, los comerciantes de esa zona del Bajo Cauca antioqueño han hecho varias movilizaciones y protestas en contra de EPM.
Foto: AFP

Varios comerciantes cerraron sus negocios en Tarazá, Cáceres y Caucasia ante la falta de surtido y riesgo, a causa de la emergencia en Hidroituango, que mantiene a más de 10 mil personas evacuadas en las tres localidades.

Según los reportes oficiales de las mismas alcaldías, hasta un 50% del comercio y la hotelería se encuentran paralizados en esos territorios, pues no sólo hay baja demanda sino que los insumos escasean por la falta de transporte de carga desde Medellín, debido a que la troncal a la costa Caribe completó ocho días cerrada.

Sólo en Tarazá, al menos 16 empresarios cerraron sus establecimientos cercanos a la cuenca del río Cauca y los trasladaron a otros municipios del departamento, aseguró el líder de los comerciantes, Mauricio Gómez. 
                         
"Los dueños de 16 establecimientos de comercio de calzado, cacharrería y ropa,  han recogido sus mercancías y se han ido a otros municipios de Antioquia y Córdoba. La mayoría de los locales están cerrados porque han desocupado los enseres y los han llevado a la parte alta", dijo el comerciante.

En los últimos días, los comerciantes de esa zona del Bajo Cauca antioqueño han hecho varias movilizaciones y protestas en contra de EPM por esta emergencia que los tiene desplazados de sus hogares y les ha causado pérdidas.

(Lea también: Gobierno pidió mantener alertas en Hidroituango)

Precisamente, los alcaldes ya le pidieron a la compañía antioqueña que incluyan a sus localidades en el plan de compensación por las afectaciones causadas por el proyecto Hidroituango.

Entre tanto, para conocer el estado actual del proyecto Hidroituango y ante los pronunciamientos del gobernador Luis Pérez Gutiérrez, un grupo de expertos estadounidenses realizó un informe en la zona, que no dice que se usaron materiales inadecuados o que no cumplían con los estándares internacionales.

El gerente de EPM, Jorge Londoño de la Cuesta, aseguró que el informe avala que se haya desviado el agua por casa de máquinas y recomendaron seguir adelante con lo que se está haciendo hasta ahora, entre las opciones, tener preparado el vertedero para actuar ante posibles riesgos. Reiteró que, según los expertos, no hay duda sobre los materiales empleados en la construcción de la Central Hidroeléctrica.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.