Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Comunidades indígenas en Colombia
Comunidades indígenas en Colombia
Colprensa

Por las intimidaciones y la alta presencia de los grupos armados, 783 indígenas de las comunidades Chimiadó, Bachidubi y Coredó en Murindó, Urabá antioqueño, están en alto riesgo desplazamiento. El accionar violento de los ilegales ha dejado en medio del fuego a esa comunidad ancestral, donde hay niños y adultos mayores. 

Según la denuncia de la Organización Indígena de Antioquia, (OIA), 175 familias se deberán refugiar de manera obligatoria en la comunidad Isla de ese mismo resguardo. Sin embargo, no cuentan con alimentos ni con los protocolos de higiene para permanecer en el sitio.

Lea también: Científicos de la U. de Antioquia diseñan protocolo para pruebas más rápidas, económicas y específicas

El consejero de la OIA, Gustavo Vélez, confirmó que en los municipios de Urrao, Dabeiba y Frontino se mantienen las incursiones armadas que siguen poniendo en riesgo la vida de los ancestros.

"En Antioquia tenemos incursiones de actores armados en una de las zonas estratégicas por el cordón del occidente del departamento, específicamente en los municipios de Urrao, Frontino, Dabeiba y Murindó, lo que agudiza aún el peligro de exterminio de los indígenas", señaló Vélez. 

Entretanto, el riesgo aumenta considerando que la concentración de indígenas podría generar brotes de coronavirus. Por eso, piden ayudas urgentes a las autoridades competentes para que hagan un acompañamiento a esas comunidades que están la bajo presión de los grupos armados al margen de la ley.

Recordemos que desde hace una semana, por temor a quedar en medio del fuego cruzado y por la presencia masiva de grupos armados, mil ancestros del resguardo Majoré de Urrao, suroeste antioqueño, están en alto riesgo humanitario y permanecen desplazados.

Le puede interesar: Ayudas para mil familias indígenas desplazadas en Urrao no habrían sido entregadas

Días atrás, la Gobernación de Antioquia envió dos toneladas de ayudas humanitarias, incluyendo kits de alimentos, pero no fueron entregados directamente a los indígenas desplazados, los dejaron en la vereda Vásquez, ubicada a dos horas de camino, pero ante las difíciles condiciones de orden público y del terreno no las han podido reclamar.

El líder indígena criticó que algunas autoridades, entre ellas las del municipio de Urrao, con motivo de la COVID-19 estén restándole importancia a la problemática de los indígenas confinados que están en alto riesgo, pues la mayoría son niños, adultos mayores y mujeres en embarazo. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.