Dos estaciones de monitoreo están en rojo, 14 en naranja y otra en amarillo.

Calidad del aire en Medellín
Las personas con enfermedades pulmonares, niños menores de cinco años y quienes realizan actividad física al aire libre son los más sensibles.
Foto: RCN Radio

En rojo amanecieron las estaciones de monitoreo de Girardota, norte del Valle de Aburrá y La Ye, en El Poblado, lo que significa que el aire que se respira en estas zona es “dañino para la salud”.

Además, 14 puntos están en naranja, lo que indica que el aire es “dañino a grupos sensibles”, como niños, adultos mayores o personas con problemas respiratorios.

Solo la estación San Cristóbal, cerca de la Biblioteca Fernando Botero, está en amarillo, cuya concentración de partículas contaminantes de PM 2.5 es moderada.

El activista y miembro del colectivo Aire Medellín, Daniel Suárez, aseguró en diálogo con RCN Radio que la capital antioqueña se encuentra adelantando medidas que permitan mitigar los efectos por la mala calidad del aire que se está presentando en esa región del país.

En comunicación con el vocero explicó que ante los nuevos incrementos en los niveles de contaminación del aire, las autoridades ambientales ya están en alerta para atender posibles emergencias que se puedan presentar.

"Hay que aceptar que a diferencia de lo que sucedió en 2016 y 2017, en esta ocasión se tomaron medidas previas frente a la contaminación", dijo.

Indicó que "el sistema de alerta informó cuando se presentó el momento más complejo y la ciudad amaneció con una problemática muy fuerte y estamos en un estado de prevención y seguro si seguimos así, pues habrán nuevas acciones".

El experto en temas ambientales destacó que la mala calidad del aire en Medellín sí afecta ostensiblemente la salud, a pesar de las críticas que la Administración ha hecho de un estudio que señalaba que al menos ocho personas al día morían por esa circunstancia.

"Realmente es dañino y está afectando la salud de las personas hasta llevar a la gente a morir por estas situaciones ... lo dijo el epidemiólogo de la Universidad de Antioquia, Elkin Martínez en su estudio en el que informaba que al día mueren 8 personas por culpa de la calidad del aire", señaló.

Expresó que "ese informe ha sido cuestionado y la Alcaldía está haciendo un estudio, pero Planeación Nacional entregó otro en el que dice que la calidad del aire está influyendo en la muerte de las personas por enfermedades de vías respiratorias y una de las ciudades con más problemas es Medellín".

Suárez dijo que frente a esa situación, se deben implementar otro tipo de medidas que permitan mitigar los efectos ambientales como el incentivo de vehículos no contaminantes y la mejora de  los combustibles entre otros.

"Creemos que hay más por hacer...otros asuntos legales y jurídicos para poder hacer más, como por ejemplo que Ecopetrol mejore la calidad del combustible al igual que mejorar los vehículos que tenemos y que tengan una calidad buena", afirmó.

Recordó que "en el 2007 se hizo un pacto por el aire y muchas de esas cosas que se plasmaron allí no se cumplieron (...) si no hacemos nada, pasaremos a firmar pactos cada diez años y no va a ser viable ninguna de las medidas que se plantean". 

Como medida preventiva, la autoridad ambiental de los diez municipios del Valle de Aburrá, desde el 6 de marzo tomó una serie de medidas preventivas para evitar que nuevamente se tuviera que declarar una alerta roja por la contaminación.

Hasta el 7 de abril, se estaría en Estado de Prevención, con pico y placa los días sábados y mayores restricciones a la emisión de gases en las empresas. Desde el 2017, Medellín ha afrontado 2 alertas rojas por la grave contaminación del aire.

La subdirectora ambiental del Área Metropolitana, María del Pilar Restrepo y el secretario de Medio Ambiente de Medellín, Sergio Orozco, analizan los indicadores de la calidad del aire y en el transcurso de la mañana anunciarán las medidas a raíz de los altos niveles de contaminación.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido