Empresas Públicas de Medellín informó que quienes realicen actividades comerciales y descarguen aguas residuales no domésticas a la red de pública de alcantarillado, en el Valle de Aburrá, deberán presentar la caracterización de sus vertimientos ante EPM, para dar cumplimiento con el decreto 1076 de 2015.

León Arturo Yepes, gerente de Aguas Residuales de EPM, explicó que este certificado busca dar cumplimiento a las normas ambientales para disminuir la contaminación de los recursos hídricos, en especial del río Medellín, el cual se ha visto muy afectado por vertimientos de químicos industriales.

"Desde casi 1984 se han hecho estos requerimientos para dar cumplimiento con la norma, generando mayor compromiso con industrias y generar acercamiento para hacer un tratamiento a las aguas residuales y mejorar las condiciones del río".

Las aguas residuales domésticas son aquellas que provienen de hogares y empresas, por medio de servicios sanitarios, sistemas de aseo, áreas de cocinas. Todas las demás descargas, que tienen fines más industriales se consideran aguas residuales no domésticas, explicó el gerente de Aguas Residuales de EPM.

Los análisis fisicoquímicos de las muestras de las aguas residuales no domésticas deben ser realizados antes del 31 de diciembre de este año, por un laboratorio acreditado por el IDEAM y entregados en el Edificio EPM a más tardar el 15 de enero de 2017.