La cifra la entregó el Secretario de Gobierno de Antioquia, Esteban Mesa, en la socialización del primer informe de derechos humanos que realiza la Gobernación.

A pesar de que entre los años 2013 y 2014 en Antioquia fueron asesinadas 4 mil 581 personas, las autoridades manifiestan especial preocupación por el incremento en las amenazas, así lo refleja el primer estudio en derechos humanos realizado por la Gobernación de Antioquia.

Según el secretario de Gobierno de Antioquia,  Esteban Mesa, las amenazas a personas en los últimos cinco años se han incrementado en un 400 por ciento, en su mayoría relacionadas con la extorsión.

"También lo entendemos como una vulneración de los derechos humanos y es uno de los grandes retos que tiene el departamento de Antioquia, hemos generado una estrategia que pasa por descentralizar los Gaulas especializados para enfrentar este delito", dijo Esteban Mesa.

Indicó el Secretario de Gobierno que las zonas más vulnerables a la violación de derechos humanos son el Bajo Cauca y Urabá antioqueño. Sólo entre 2005 y el 2015, por ejemplo, el desplazamiento forzado en el Urabá antioqueño incrementó en un 75 por ciento.

A pesar de que se ha   aumentado el pie de fuerza en muchas regiones, la fuerza pública en el departamento tendría un déficit de aproximadamente unos mil 600 hombres.

Otra de las cifras que preocupa a las organizaciones defensoras de derechos humanos es la cifra de 14 mil 573 desapariciones a febrero de 2015. Organizaciones como la Defensoría del Pueblo solicitan la creación de una mesa de garantías para los defensores de derechos humanos y acciones contra la explotación sexual de menores.