Cargando contenido

Un joven de 16 años se quemó varias partes de su cuerpo, entre ellas, los genitales por lo que se encuentra hospitalizado.

El joven de 16 años se quemó los genitales y se encuentra hospitalizado.
Ya son 39 los quemados con pólvora en Antioquia durante las fiestas de Navidad y Fin de Año.
Colprensa.

En Bello, Norte del Valle de Aburrá, un menor de 16 años de edad, tuvo quemaduras de segundo y tercer grado en varias partes de su cuerpo, entre ellos los genitales, por lo que debió ser hospitalizado. Con este caso, ya son 39 los quemados con pólvora en Antioquia durante las fiestas de Navidad y Fin de Año.

El secretario de Salud, Carlos Mario Montoya aseguró que pese a la reducción de casos con respecto al año anterior, la cifra de menores quemados sigue siendo preocupante, toda vez que la mayoría ocurren en contextos de irresponsabilidad de sus propios padres.

Lea además: Una bebé se intoxicó con pólvora en Medellín

Destacó que con respecto a la misma fecha del año anterior la disminución es del 31 por ciento, con un total de 38 quemados, de estos quince son menores y seis de estos sufrieron amputaciones.

Del Valle de Aburrá es preocupante la zona rural de Medellín, donde han ocurrido diez casos, y destacó el comportamiento positivo de los municipios del norte del Valle de Aburrá, como Bello, con disminuciones sustanciales en quemados, al igual que Copacabana y Barbosa.

Alerta por el uso de pólvora

Por la dirección de los vientos, el sur del Valle de Aburrá es uno de los territorios más afectados por la caída de residuos de pólvora y globos de mecha que han provocado graves incendios en varias edificaciones. Por esta razón, los empresarios en Antioquia están en alerta para evitar que las bodegas resulten quemadas.

El director de la Corporación Prosur, Carlos Viviescaz, reconoció que los ciudadanos han tomado conciencia del peligro de la pirotecnia.

Lea también: Empresarios de Antioquia están en alerta por pólvora en época navideña 

"El mensaje ha calado, la situación ha mejorado. Pero un solo globo que caiga ya es suficiente motivo para nosotros estar alerta. Las empresas, a partir de su plan de riesgo, activan para navidad cargos específicos como el famoso 'globero', que es la persona que se sube a los techos para cazar globos y evitar que caigan en las fábricas", señaló.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido