Un total de 16 capturas por explotación sexual infantil se han realizado en los que va de 2015 en Medellín, de acuerdo los datos entregados por  la policía de infancia y adolescencia.   Según la Teniente Coronel Marta Ligia Herrera, jefe de servicios especiales de la policía metropolitana, 84 menores ha sido rescatadas de la explotación sexual en los últimos ocho meses.     " Al momento tenemos al rededor de 10 investigaciones que van adelantadas al rededor de este delito, para este año tuvimos la condena de cuatro adultos que se dedicaban a esta actividad y logramos entonces que fueran condenados a 14 años aunque este delito da una condena de hasta 30 años" dijo la Teniente Coronel   Las zonas más vulnerables a la explotación sexual comercial de menores siguen siendo la comuna 10 la candelaria y el centro de la ciudad.  Lugares específicos como el Parque Berrio, El Raudal y el Parque Lleras son el centro de atención de las autoridades.   Los operativos según el alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria Correa, van acompañados de otras acciones puntuales que por ejemplo han disminuido la presencia de menores en condición de calle en un 50 por ciento. "En el 2009 un censo nos daba 153 niños y niñas menores de 17 años, en el año 2014 ese número se disminuyó a 71 , en ese mismo censo de 2014  ya teníamos cero niños y niñas en habitancia de calle... y eso es muy importante en este ataque a ese fenómeno de explotación sexual" dijo el alcalde.   En los capturados por explotación sexual durante este año aun no se reportan extranjeros responsables del delito, la autoridades mantienen su llamado de atención a los padres de familia para que mantengan la vigilancia sobre las redes sociales puesto que es el principal mecanismos por el que los delincuentes siguen reclutando víctimas.   Alcaldía, Policía e Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y cerca de una decena de entidades públicas y privadas hicieron parte del primer conservatorio de prevención de la explotación sexual comercial, de niños niñas y adolescentes que integró unas 500 personas comprometidas con contrarrestar el delito en el área metropolitana de Medellín.