Gran cantidad de escombros removidos, más de la estimada, es el balance de los primero tres meses de excavaciones en la escombrera de la comuna 13, donde familiares de víctimas de desaparición forzada, esperan como mínimo hallar los restos óseos de 92 de sus seres queridos, a quienes vieron por última vez en el año 2002 cuando fuerzas del Estado ejecutaban la operación Orión.

Jorge Mejía Martínez, Consejero para la Reconciliación y la Paz de la Alcaldía de Medellín, aseguró que a pesar de que las labores de excavación del primer polígono concluyen en diciembre, ya se analiza el inicio de labores en el polígono dos.

"Hemos estado evaluando la posibilidad de iniciar, incluso antes de diciembre con el polígono dos, pero será la Fiscalía la que decida de mano de la Alcaldía, El Ministerio del Interior y de las Víctimas y si es del caso trabajar simultáneamente los dos polígonos" dijo Mejía Martínez.

El Consejero para la Reconciliación y la Paz de la Alcaldía de Medellín aseguró también que se estudia la posibilidad, por solicitud de los familiares de las mismas víctimas de desaparición forzada, de ampliar  el perímetro de excavaciones en zonas diferentes a los tres polígonos que inicialmente se había contemplado.

"Es posible que fuera de los tres polígonos que tenemos identificados hallan también personas inhumadas, de hecho la Fiscalía a realizado cerca de 34 intervenciones y ha encontrado un número significativo de restos humanos en sectores aledaños a la escombrera, aspiramos que en los próximos días ese sector de la escombrera que ha estado funcionando este finalmente clausurado"  aclaró el Consejero.

Desde el 5 de agosto que iniciaron las excavaciones, el movimiento Mujeres caminando por la verdad, ha insistido en la necesidad de que se suspenda la descarga de escombros en la zona terrígenos, debido a que en el lugar habrían sepultados por lo menos 300 cuerpos y varias razones para que no se realicen las excavaciones.