Pese a las protestas de los habitantes de la región para rechazar la ubicación de nuevos peajes a menos de 80 kilómetros en el tramo Turbo-Chigorodó, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) informó que a partir del primero de enero, comenzarán los primeros cobros. El presidente de la Asociación de Comerciantes de Urabá, Jaime Urrea, confirmó que los habitantes están de acuerdo con el desarrollo de la región, pero no a ese precio, toda vez que ese cobro “desangraría el bolsillo” de los comerciantes, por lo tanto, lo que están exigiendo es la reubicación de los peajes. Advirtió que si es necesario saldrán a paro para no someterse a esos pagos. El costo del peaje será de 2 mil 100 pesos categoría I y 3 mil 100 pesos Categoría II. [imagewp:393376] Peajes en Urabá/Foto Comité No peajes La decisión cobija al peaje Ríogrande-Chaparral, que tiene dos casetas de cobro, una en cada sentido de la vía. El segundo peaje es Cirilo, que tiene una caseta de cobro para ambas direcciones de la vía Turbo-Necoclí, recordó Jaime Urrea. La ANI señaló que proyecto Transversal de las Américas cuenta con una inversión para Urabá por valor de 467 mil millones de pesos, que comprende la doble calzada entre los municipios de Chigorodó y Turbo e intervenciones de rehabilitación, mejoramiento de las vías existentes, en sectores del corredor vial.