Foto: AFP



El Movimiento Ríos Vivos Antioquia presentó una acción de tutela, tras denunciar "la forma arbitraria" en que se habría cancelado una audiencia pública que se llevaba a cabo para debatir el tema del proyecto Hidroituango y sus posibles efectos ambientales.

Según este organismo, "la Autoridad Nacional de Licencias (ANLA) gestionó esta audiencia que la misma institución terminó cancelando de manera arbitraria a las 2 a.m. del viernes 26 de enero".

Señala el Movimiento que “la ANLA se ha negado a que la audiencia prosiga argumentando que no tenía logística para ello porque sus representantes dicen que esperaban 120 personas y fueron algo más de 1.000”, explica Isabel Zuleta, una de las voceras de Ríos Vivos. “Lo que no parece casual es que perdieran 560 de las 680 inscripciones personas afectadas por la represa que deseaban intervenir en la audiencia”.

El organismo consideró que a la ANLA, además de previsión, "le ha faltado sensibilidad con las personas que asistieron. Prohibieron a las mujeres traer a sus hijos, no querían dejar hablar a las niñas y niños que son tan afectados como las personas adultas, les daban a campesinos que no saben leer ni escribir una hoja en blanco si querían radicar algo, no había comida… fue vergonzoso e inhumano”, denunció Isabel Zuleta, vocera del organismo.

Zuleta afirmó además que esta audiencia no fue convocada por la ANLA para tratar sobre la totalidad del proyecto de Hidroituango, sino sobre la última modificación a la licencia ambiental pedida por Empresas Públicas de Medellín (EPM).

El Movimiento había pedido en marzo de 2017 ambas audiencias: una general de seguimiento y otra sobre esa modificación.

“De todas formas la gente decidió expresarse y explicar todo lo que supone Hidroituango en estos 12 municipios”, confirmó Zuleta quien insistió en que "la inundación de 4.500, hectáreas, prevista para mediados de este 2018, supondría, además de un desastre ambiental, la negación del derecho de las víctimas del conflicto en la región a recuperar los cientos de cuerpos que siguen sin localizar ni exhumar en el cañón del río Cauca”, apuntó.