Cargando contenido

La víctima será investigada por tráfico de estupefacientes.

La víctima estaría implicada en tráfico de estupefcientes
Imagen de ilustración.
Foto: archivo

Un juez de Medellín envió a la cárcel a Camilo Andrés Quiroz Restrepo, de 26 años de edad, y Cristian Higuita Vallejo, de 21 años, como presuntos responsables de extorsión agravada consumada y tentativa de extorsión agravada, en un proceso donde la víctima es un miembro de la fuerza pública.

Los hechos investigados ocurrieron en el barrio Belén Rosales, suroccidente de la capital antioqueña, el pasado 7 de agosto, cuando varios hombres retuvieron a un auxiliar de policía, quien al parecer, pretendía vender cinco papeletas de cocaína rosada

El uniformado fue conducido hasta un establecimiento comercial, donde fue obligado a fotografiarse con el alcaloide que portaba y con 15 cigarrillos de marihuana que llevaban los captores.

Lea también:  Crimen de joven en Bello, termina racha de 20 días sin homicidios

Minutos después, los victimarios le exigieron la suma de diez millones de pesos, a cambio de no publicar en las redes sociales las fotografías y de no revelar su condición de miembro de la Policía Nacional. 

Ante la carencia de dinero, el policía bachiller fue conducido hasta su casa, de donde sustrajo un televisor para entregarlo como pago extorsivo.  El aparato estaba valorado en la suma de  un millón 900 mil pesos.

Según la denuncia, formulada por el uniformado, varios días después recibió algunas llamadas telefónicas en las que le exigieron una pistola o dos millones de pesos en efectivo, para no publicar las fotografías.

Le puede interesar: Mató al novio de su expareja y pagará 17 años de cárcel en Medellín

Este miércoles 21 de agosto, en un centro comercial del occidente de  Medellín, Quiroz Restrepo e Higuita Vallejo fueron capturados por el Gaula Metropolitano, cuando se aprestaban a recibir un paquete que simulaba contener el dinero exigido ilícitamente.  Ninguno de los procesados se allanó a los cargos imputados.

Según el policía bachiller, la droga que pretendía negociar, la encontró cuando realizaba labores de aseo en la guarnición policial, donde presta el servicio militar obligatorio.  

En los próximos días, la Fiscalía compulsará copias para que se le investigue por el punible de tráfico de estupefacientes.

La medida de aseguramiento fue proferida por el Juzgado 41 Penal Municipal de Medellín, con funciones de control de garantías.

Fuente

Alerta Paisa

Encuentre más contenidos

Fin del contenido