Doris Elena Giraldo Mora fue asesinada de 118 heridas de arma blanca, en una vivienda del barrio Manrique de Medellín, el pasado 27 de octubre, en un hecho atribuido a su compañero sentimental, Raúl Santiago Navarro Cano, quien fue asegurado en la cárcel por el delito de feminicidio. El cuerpo de la mujer de 46 años de edad fue encontrado por sus hijos, quienes estaban angustiados porque desde el día anterior se desapareció y no contestaba el celular. La puerta de la habitación permanecía con seguro. Los jóvenes llamaron a las autoridades. Los familiares de la víctima declararon en la Fiscalía, que el 26 de octubre vieron por última vez a Doris Elena en compañía de Raúl Santiago, un joven de 21 años de edad con quien tenía una relación amorosa desde hacía 5 meses. Luego de varios días de investigación se estableció que el presunto responsable del crimen sería su propio compañero sentimental. La Fiscalía determinó  que el homicidio  fue cometido el mismo 26 de octubre y que el supuesto agresor apuñaló a la víctima en la cama,  cerró la puerta  con llave y huyó del lugar. Algunos vecinos declararon que el hombre era en extremo celoso y que con mucha frecuencia le revisaba el celular a su pareja.  Por esta razón la víctima le había solicitado que se fuera de la casa. Raúl Santiago Navarro Cano fue capturado por la Sijín de la Policía Nacional en un hospital de Medellín donde recibía atención médica por unas heridas sufridas en el cuello, al parecer en un atraco y no aceptó cargos, pese a las evidencias en su contra.