Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El niño jugaba en la parte trasera del vehículo.
Bebé. Imagen de ilustración
Ingimage

A Josefina Cobos, de 58 años de edad, presunta responsable de secuestrar a una bebé de origen venezolano, de cinco meses de nacida, le fue impuesta una medida de aseguramiento en centro carcelario por el Juzgado 7 Penal Municipal de Medellín, con funciones de control de garantías.

De acuerdo con la investigación, el pasado lunes 5 de agosto, en el barrio Sevilla (nororiente de la ciudad) la madre llevaba a su hija en coche por el sector y de repente se le acercó una mujer desconocida y le dijo que le entregara la niña. Para intimidar a la madre, se puso su mano en la pretina del pantalón.Acto seguido, sacó por la fuerza a la bebé y huyó del lugar.

La madre, una joven oriunda de Barquisimeto (Venezuela), gritó y pidió auxilio, a lo que respondió un ciudadano que se percató del hecho, corrió detrás la victimaria y la alcanzó unas cuadras más adelante.

En seguida, el hombre le quitó la niña mientras varios transeúntes ataron a la agresora a un árbol, hasta que llegaron uniformados de la Policía del plan de vigilancia por cuadrantes y la capturaron.

Lea también: Alertan que bandas criminales de Bello están cometiendo “crímenes atroces”

La procesada, oriunda de Barrancabermeja (Santander), no aceptó los cargos por el delito de secuestro simple agravado. 

Según la Fiscalía, esta mujer presenta anotaciones judiciales por el delito de lesiones personales.

Otras dos mujeres aseguradas

Recientemente, por el secuestro de una niña de tres meses de nacida, un juez de Medellín impuso medida de aseguramiento en centro carcelario contra Ana del Carmen Luján Arenas, de 50 años de edad, y Blanca Irma Llano Bedoya, de 55.

Los hechos investigados ocurrieron en la mañana del pasado jueves 18 de julio, cuando, al parecer, Luján Arenas secuestró en el centro de la capital antioqueña a la bebé y huyó en un taxi

El vehículo de servicio público fue monitoreado por las cámaras de seguridad del 123, hasta que se le vio ingresando a Bello.

Le puede interesar: Hombre que arrolló a conductor del SITP, a responder por tentativa de homicidio

Dos horas después, servidores del grupo Gaula de la Policía Nacional liberaron a la menor y capturaron a las dos mujeres en un inmueble de ese municipio del norte del Valle de Aburrá. En el lugar, una congregación cristiana, fueron halladas tres camacunas, pero no había más niños.

Ese día, el director de la Policía Nacional, general Óscar Atehortúa Duque, destacó la operatividad del Gaula para recuperar a la niña sin ningún tipo de agresión y capturar a la mujer. Aclaró que se trataría de la misma persona que hace un mes secuestró a una bebé de padres venezolanos, en Bello.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.