Cargando contenido

EPM dice que los árboles serán sembrados entre 2020 y 2023.

Plantas donadas por EPM.
Plantas donadas por EPM.
Cortesía EPM.

De los diferentes viveros que tiene en Antioquia, Empresas Públicas de Medellín (EPM) dice que donará un millón de árboles al Área Metropolitana, autoridad ambiental de la región. Las nuevas especies serán sembradas a partir del próximo año y hasta el 2023. El propósito es recuperar las zonas reforestadas, mejorar la calidad del aire y fortalecer los ecosistemas. 

El gerente del Grupo EPM, Jorge Londoño de la Cuesta, dijo que los alcaldes de los diez municipios del Área Metropolitana definirán dónde se siembran los árboles. Una de las novedades es que el abono de las nuevas especies será de las plantas de tratamiento residuales San Fernando y Aguas Claras. 

"El residuo que nosotros convertimos en lodo y posteriormente en abono, ya sirve para el crecimiento del resto de los árboles y flora. El plan es que cada alcalde identifique las zonas donde puede hacer reforestación, qué especies estaría sembrando, le hace la solicitud a los viveros de EPM, los producimos y los entregamos", explicó.

Lea además: Cambio climático y precio del dólar, dolores de cabeza para los cafeteros

El director del Área Metropolitana, Eugenio Prieto, destacó que la donación permite aumentar el número de nuevas especies en Antioquia, para mejorar los ecosistemas, la  fauna y la flora.

"Este es un gesto extraordinario que se suma a otros esfuerzos que hemos liderado con EPM para la movilidad sostenible y la movilidad eléctrica (...) Se sumarán a los árboles que ya hemos sembrado en el Plan Siembra Aburrá", señaló el funcionario.

Más información: Venezuela niega ser responsable por derrame de crudo en playas de Brasil

En el Cerro Quitasol de Bello se sembrarán las primeras 20.000 plántulas de especies nativas y exóticas, algunas de ellas, son: guayacanes, guamo, búcaro, algarrobo y nogal cafetero. Esta zona del Norte del Valle de Aburrá fue escogida por las afectaciones ambientales ocasionadas por incendios forestales

Estos árboles se suman al millón que ya se sembraron en los diez municipios del Valle de Aburrá, a mediados de año. Estas iniciativas permiten repoblar la fauna y flora, embellecer el paisaje, mejorar el clima y la calidad del aire. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido