Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Presa de Hidroituango
Presa de Hidroituango.
Foto: Cortesía EPM

La Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) impondría a EPM una multa de 42.2 millones de dólares, unos $126.000 millones, por el retraso en la puesta en marcha de Hidroituango.

Esto se desprende de la Auditoría encomendada por la comisión reguladora, que concluye que el cronograma de obras tiene un atraso de más de un año. Por lo que no podría entrar en operación el 1 de diciembre de 2018 como se había comprometido con el Sistema de Interconexión Nacional.

Es así que se inició una actuación administrativa, en la que se definirá el cobro de las garantías de construcción y puesta en operación.

El gerente de EPM, Jorge Londoño de la Cuesta, aseguró que desde ahora comenzará una discusión entre la empresa y la Creg para determinar si hay o no lugar para el pago de esta sanción.

EPM no sólo se arriesga al pago de una multa sino también a la pérdida del adelanto del cargo por confiabilidad, que es una millonaria suma que el Estado devuelve al proyecto por garantizar la generación de energía para cubrir la demanda nacional.

Según los mismos cálculos de la compañía antioqueña, Hidroituango sólo podría entrar en operación dentro de tres años más de lo esperado y tendría sobrecostos por cerca de $7 billones, a raíz de la emergencia ocurrida desde hace cinco meses.

Operación del vertedero

EPM confirmó que la semana entrante se alcanzará a cota 405 del llenado del embalse para que se ponga en funcionamiento el vertedero de Hidroituango.

Según la compañía, en este momento el embalse está en la cota 401.3, por lo que aún resta que el agua suba cerca de cuatro metros más.

A pesar de que en un principio se esperaba que la primera compuerta del vertedero, por donde caerá el agua, se abriera en la cota 401, el gerente de EPM, Jorge Londoño de la Cuesta, sostuvo que si entraba en operación desde ese punto, saldrían pequeños chorros que afectarían unas escalas del proyecto.

Una vez entre en funcionamiento esa unidad de Hidroituango, sumado a lo que vierte por la casa de máquinas, se evacuará agua del embalse a una velocidad entre 900 y 1.000 metros por segundo en el caudal del río Cauca.

El gerente de EPM también confirmó que por ahora no se cerrará la casa de máquinas, pues se espera que haya condiciones seguras cuando esté terminada la pantalla de impermeabilidad con la que se refuerza la presa. Esta obra estaría lista al inicio del próximo año.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.