Cargando contenido

La investigación intenta determinar si hubo o no detrimento patrimonial.

Entró en funcionamiento el vertedero de Hidroituango.
El vertedero de Hidroituango
Cortesía EPM

Un grupo de expertos de Empresas Públicas de Medellín (EPM) analiza el “Informe de control excepcional de los recursos de Hidroituango”, que intenta establecer si hubo o no detrimento patrimonial en la obra y quiénes serían los responsables. A través de un comunicado, la empresa confirmó que recibió el documento por parte de la Contraloría General de la Nacional, este jueves 19 de septiembre. 

Al conocer que la aseguradora reconocerán los costos de la contingencia, el gerente del Grupo EPM, Jorge Londoño, señaló que estos recursos protegen el patrimonio de la empresa y demuestra que le emergencia ocurrió de manera accidental. 

En contexto: EPM iniciará inventario de daños en las obras de Hidroituango

"El evento no está acompañado ni de negligencia ni de dolo. Fue un evento de características accidentales. Por eso, la póliza está reconociendo la póliza. Si no fuera así, serían recursos que tendrían que salir de las arcas de EPM y eso sería muy perjudicial, no solo para la empresa, sino para los intereses de la ciudad y del departamento", dijo.

La construcción de Hidroituango costaría 15 billones de pesos, cuando inicialmente era 11 billones.  EPM señaló que analizará los resultados y, en los próximos días, dará a conocer su posición frente al informe fiscal. Por su parte, la Contraloría señaló que el próximo lunes, en Bogotá, informará a la opinión  pública los resultados de los análisis.

Lea además: Contraloría General realizó visita a la casa de Máquinas de Hidroituango

En febrero de este año, la Contraloría inició el control excepcional en la obra, para determinar si hubo o no ir irregularidades en la planeación, la contratación y en la ejecución, así como detrimento al patrimonio del Estado. La investigación incluyó varias visitas a Hidroituango, entrevistas y revisión de documentos.  

Actualmente, EPM adelanta   la segunda fase de reclamación de la póliza, que consiste en  un inventario de los daños civiles y de los equipos para determinar el monto a reconocer para la empresa.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido