En delicado estado de salud y bajo cuidados intensivos se encuentra en la Clínica Panamericana de Apartadó, Édgar Andrés Báez, de 23 años de edad quien resultó herido con quemaduras en el 50 por ciento de su cuerpo. Según la Coordinadora Médica de la Clínica Panamericana Yaneth Cristina Jiménez, el uniformado continúa en estado crítico y bajo observación médica especializada, mientras que la menor de 3 años que resultó herida se recupera satisfactoriamente. Pese a las diferentes hipótesis de si el helicóptero  habría sido derribado o no el General Rodolfo Palomino descartó que tatutos hayan ocasionado la caída de la aeronave y reiteró que se trató de un accidente en una compleja topografía. Los médicos informaron que buscan estabilizar al uniformado, para trasladarlo a un hospital de mayor complejidad.