Cargando contenido

Insisten en que les dan un armamento obsoleto que pone en riesgo la vida de los protegidos y que deben trabajar hasta 18 horas al día.

Protesta UNP en Antioquia
Ana María Londoño

Las complejas condiciones en las que deben desarrollar su función los más de 600 escoltas que hacen parte de la Unidad Nacional de Protección en Antioquia, ponen en riesgo la vida de los protegidos y de quienes integran sus esquemas de seguridad. 

Con una protesta, los funcionarios y contratistas de la UNP pretenden que el Gobierno Nacional destine mayores recursos y haga respetar sus derechos. 

Lea también: ¿Qué hay detrás de la protesta del sindicato de la UNP?

Melquicedec Vellojin, presidente de este sindicato en Antioquia, sostuvo que en algunas oportunidades deben hacer turnos de 18 horas sin que se les paguen los recargos correspondientes. Además deben asumir más el 50% de los viáticos cuando sus protegidos realizan un viaje. 

No es justo que la Unidad apruebe un viaje de diez días, pero sólo autorice recursos para cuatro; el resto debe correr por nuestra cuenta. A algunos de nuestros compañeros se les deben viáticos desde noviembre del año pasado”, indicó.

Antioquia tiene uno de los índices más altos de líderes sociales amenazados, algunos de los que ya cuentan con esquema de seguridad denuncian que no es efectivo, toda vez que no hay dotación suficiente para sus escoltas. 

Yeison Mosquera, defensor de derechos humanos, indicó que “los delincuentes están mejor dotados que los escoltas y con eso no sólo vulnera los derechos de los líderes sociales, sino también de los que valientemente intentan protegernos con lo poco que el Estado les da”. 

De no contar con el apoyo que requieren por parte del gobierno central, los 600 contratistas y 20 vinculados de la UNP en Antioquia, estarían dispuestos a realizar otras manifestaciones. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido