La contadora antioqueña, Adriana María Ruiz Madrid, logró demostrar que no tenía vínculos con la estructura criminal La Oficina y en consecuencia, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, la excluyó de la Lista Clinton, al igual que a su empresa, Carytes Encanto y Belleza, ubicada en un prestigioso centro comercial de Medellín


Según fuentes judiciales, en los dos años que duró la sanción, sus cuentas bancarias y las transacciones comerciales, fueron congeladas y le tocó ceder su participación en la empresa de belleza.


Ruiz Madrid fue incluida en la lista Clinton, porque a principios del 2000, tramitó varias declaraciones de renta a, Daniel Mejía Ángel, alias Danielito, quien se convirtió en uno de los jefes de La Oficina, y en el 2005 se desmovilizó como cabecilla del bloque Héroes de Granada pero fue asesinado ese mismo año.


En noviembre de 2014, la Oficina de Control de Activos Extranjeros, incluyó en el organigrama a otras nueve personas y 14 compañías, por lavado de activos, entre ellos, el empresario deportivo, Juan Pablo Upegui Gallego y su equipo Envigado Fútbol Club; el entonces jefe de guardias de Tránsito de Envigado, Nelson Darío Isaza Sánchez, apodado Nene; y el excapitán de la Policía, Edward García Arboleda, conocido como  Orión.


La Oficina del Tesoro también levantó la sanción a seis  ciudadanos y 14 entidades localizadas en Medellín, Cali, Bogotá, Buenaventura, El Bagre, Antioquia y Puerto Asís, Putumayo.