Cargando contenido

Foto: Cortesía.



La solución al problema del cobro de los peajes de la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, ubicados en el Urabá antioqueño, se conocería diez días antes de la fecha límite que estaba pactada (9 de febrero), anunció la Gobernación de Antioquia.

Durante las reuniones de la mesa técnica y de concertación conformada por representantes de la ANI, los ministerios de Hacienda y Transporte, los alcaldes de los cuatro municipios afectados (Turbo, Carepa, Chigorodó y Apartadó) y un delegado de la Diócesis de Urabá, analizaron las opciones expuestas por cada una de las partes.

Al finalizar las discusiones, se seleccionaron dos de las propuestas, a las cuales se les midió el impacto técnico, financiero, jurídico, político y social, quedando definida una sola que se daría a conocer el próximo martes 30 de enero luego de definir los detalles de su implementación.

Reducir el costo de los peajes, reubicarlos o fusionar las tres casetas en una sola, son algunas de las soluciones sujetas a discusión a raíz de la inconformidad que generó el cobro de tres peajes nuevos en los municipios de Apartadó, Chigorodó y Carepa y que desencadenó un paro cívico que dejó un saldo de 36 capturas, dos personas muertas y las 4 alcaldías atacadas y saqueadas.