Cargando contenido

Alias Tom/Foto Policía


Se realizó en el piso 10 del Palacio de Justicia la audiencia de legalización de captura de Juan Carlos Mesa Vallejo, alias TOM o Carlos Chata, uno de jefes de la estructura criminal La Oficina y máximo líder de la banda Los Chatas, que tiene el 80 por ciento control delincuencial en el Valle de Aburrá.


Concierto para delinquir agravado en calidad de cabecilla, porte ilegal de armas de fuego, falsedad en documento y narcotráfico son los delitos por los que deberá responder alias Tom.


Junto a él también se encuentran en la audiencia de captura otros dos de los cuatro detenidos, mientras que uno de ellos fue dejado en libertad porque la droga que llevaba no amerita cárcel y no tenía antecedentes.


Luego de esta legalización  de  captura  de alias  Tom  y  los otros dos  detenidos,  se  realizarán las audiencias de imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento.



Cabe recordar que este cabecilla criminal fue capturado en una finca en zona rural del municipio de El Peñol, Oriente antioqueño, mientras celebraba su cumpleaños 50 junto a dos antiguos extraditados, alias Botija y Barbado, y Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye, por quien la Fiscalía General de la Nación pidió al Juez Primero de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad que le revoque la libertad condicional.



Los objetos hallados en la fiesta de Tom y Popeye


En la audiencia de legalización de captura en el piso 10 del Palacio de Justicia, el fiscal del caso reveló que en el cuarto de Juan Carlos Mesa Vallejo, alias 'Tom', hallaron 14 mil dólares, 96 millones de pesos en efectivo, una maleta, una pistola y otra arma de fuego en el baño. Ambas con cachas de oro.


Además tenía joyas de oro y plata y se encontraba con una mujer, identificada como su pareja sentimental en el momento de la captura en la finca El Ocaso, en zona rural de El Peñol.


En el cuarto de alias Popeye, quién se encontraba en esa finca, no se halló nada, informó la fiscalía.


Los otros dos detenidos son Jhon Mario Lopera Pineda y Walter León Valera, quiénes tenías armas de fuego en el cuarto y en la cintura respectivamente, por lo que se capturan en flagrancia.


El cuarto detenido fue dejado en libertad minutos antes de la audiencia ya que portaba marihuana pero una dosis considerada personal y además, no tenía antecedentes.