Unos 80 mil niños quedaron por fuera del beneficio.

PAE
Colprensa

El Gobierno Nacional giró 30 mil millones de pesos a Antioquia para el Programa de Alimentación Escolar (PAE) para la vigencia de 2018, cifra inferior a los 58 mil millones de pesos que proyectaba el departamento, y a los 40 mil que recibió un año atrás. Unos 80 mil niños de poblaciones afro, indígenas y víctimas del conflicto, quedaron por fuera del beneficio.

El gerente de Maná, Hugo Alexander Díaz Marín, advirtió que si el Ministerio de Educación no gira 28 mil millones de pesos que se requieren, ningún estudiante del departamento recibirá su porción de desayuno, almuerzo o refrigerio a partir del segundo semestre del año."El Gobierno Nacional debe enviar los recursos que hacen falta para la atención del PAE. De lo contrario, 300 mil niños en Antioquia se quedarían sin el programa después de agosto de este año. Para el Gobierno, es prioritaria la jornada única y no la alimentación escolar", dijo el funcionario.
 

Por el recorte presupuestal, Antioquia pasó de atender 300 mil a 215 mil niños, a quienes tampoco se les podrá garantizar la alimentación en las instituciones durante los 185 días de calendario escolar, explicó Díaz Marín.

"Con esos 30 mil millones de pesos, solo alcanzamos a financiar 215 mil cupos en el departamento, por 117 días. No alcanzaríamos a atender los 68 días de calendario que quedarían restando", puntualizó.

El gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, envió una carta a la ministra de Educación, Yaneth Giha Tovar, expresando su preocupación por la desfinanciación del  programa que, en muchas ocasiones, se convierte en el único alimento para los niños de poblaciones vulnerables.

La crisis en Antioquia se conoce justo cuando la Auditoría General de la República pidió a las contralorías territoriales explicar la gestión sobre los 600 mil millones de pesos en recursos auditados al PAE.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido