Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

shernandez
Exguerrilleros, ex paramilitares y victimas vieron juntos partidos
El gol de Juan Fernando Quintero logró que el líder ideológico de la Farc, Pastor Alape y el desmovilizado jefe de las AUC, Ernesto Báez, se dieran un abrazo.
RCN Radio

Frente a una misma pantalla, exguerrilleros, exparamilitares, soldados y víctimas del conflicto armado, sufrieron y celebraron con las jugadas del partido entre Colombia y Japón. 

El inédito episodio en la historia del país se dio en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación de la vereda Llanogrande, en Dabeiba, Antioquia. 

Uno de los momentos más emotivos fue el primer gol de la Tricolor; el tanto de Quintero logró que el líder ideológico de la Farc, Pastor Alape y el desmovilizado jefe de las AUC, Ernesto Báez, se unieran en un abrazo que por años fue impensable.

Se les unieron a la celebración Felipe Torres, excabecilla del ELN y el director de cine Sergio Cabrera quien hace 20 años predijo la escena en su película “Golpe de Estadio”. 

Las víctimas del conflicto también tuvieron su lugar en la zona veredal que queda entre las montañas del occidente antioqueño a dos horas del casco urbano. Pegada del brazo de Ernesto Báez, Teresita Gaviria, líder de las Madres de la Candelaria, esperó pacientemente el segundo gol de Colombia. 

En un salón de no más de 80 metros cuadrados se mezclaron soldados y exguerrilleros; pero, a diferencia de los años de conflicto, los únicos lamentos que se escucharon, fueron por los dos goles del rival nipón y los goles de la tricolor que se quedaron en opciones.

Pese a que el resultado no favoreció a la Selección en su primer partido, Colombia ganó: ganó la posibilidad de que los bandos contrarios bajaran las armas y alzaran sus manos para alentar a un equipo de fútbol que aún tiene tantas esperanzas como quienes estuvieron en cada bando del conflicto.

“Golpe de Estadio”

La película “Golpe de Estadio”, dirigida hace 20 años por Sergio Cabrera, pasó de la pantalla a la realidad. El filme relató la historia de dos bandos enemigos -uno del Ejército y otro, de la guerrilla- que dejaron a un lado sus armas para unirse alrededor de un partido de la tricolor.

Nuevamente, el fútbol fue la excusa para consolidar los trabajos de reconciliación que viene adelantando la Mesa de Reincorporación de Antioquia, apoyada por la Organización de Naciones Unidas (ONU). El propósito es la implementación de los acuerdos firmados en Cuba.

Luego de disfrutar del encuentro entre Colombia y Japón, soldados, excombatientes y la población civil de la vereda Llanogrande, disputaron un torneo corto. La jornada contó con la asistencia de algunos actores de la película y varios exjugadores profesionales.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.