En el barrio Santa Ana de Bello, Norte del Valle de Aburrá, comenzó a crecer el rumor de la aparición de  arañas tipo “platanera”, una de las más venenosas del mundo. En redes sociales, circularon fotografías del supuesto animal, alrededor de una vivienda, lo que desató el pánico.

Después de algunas horas de susto, funcionarios de la autoridad ambiental negaron la existencia del arácnido. El director del Área Metropolitana, Eugenio Prieto Soto, explicó que no se evidenció la presencia de un brote de esta peligrosa araña, cuya picadura provoca un intenso dolor, dificultad para respirar e incluso la muerte.



Las autoridades pidieron a la comunidad hacer caso omiso a cadenas que circulen en redes sociales y ser prudentes al momento de replicarlas con otros contactos.

El Área Metropolitana envió un mensaje de tranquilidad a la comunidad y confirmó que en ninguno de los diez municipios del Valle de Aburrá hay arañas “plataneras”.