Una caja sospechosa dejada en un cajero electrónico de Bancolombia obligó a la evacuación de la sucursal y de los negocios aledaños en ese sector del Parque de Bello. La situación causó zozobra entre los transeúntes, luego del acordonamiento de la zona para que los técnicos antiexplosivos pudieran verificar esa caja, que fue alertada por los vigilantes del establecimiento financiero. Sin embargo, el paquete no tenía dentro material explosivo sino unos repuestos para motocicletas que dejó una persona que fue a retirar dinero del cajero, según el secretario de Gobierno de Bello, Jairo Araque, quien confirmó que se trató de una falsa alarma. Una vez se completó el protocolo de seguridad, se reanudó el tránsito y la operación comercial en ese sector del municipio de Bello. El revuelo por ese paquete sospechoso se dio también porque muy cerca de ahí, en el Concejo de Bello, César Suárez Mira retomaba sus funciones como alcalde luego de una suspensión por siete meses mientras se adelantaba el proceso en su contra por la presunta falsificación del diploma de bachiller.