En el Pabellón de quemados del Hospital San Vicente Fundación de Medellín, recibe atención especializada “Sofía” quien nació hace seis días en la Clínica Bolivariana, donde según su familia, le quemaron los pies con un examen que no era para la menor.

Anderson Henao padre de “Sofía”, denunció que la confusión se presentó, porque su esposa lleva el mismo nombre y apellido de otra mujer que se encontraba en trabajo de parto, por lo que le practicaron a su bebé dos veces el examen de tiroides, uno de ellos en los pies, lo que supuestamente generó las quemaduras de segundo y tercer grado.

Aseguró el padre de familia, que el personal de enfermería reconoció que las quemaduras son de agua caliente. Las directivas aceptaron que hubo un error y ofrecieron disculpas, aunque en público manifiesten que el procedimiento estuvo bien hecho.

El director asistencial de la clínica Bolivariana, Abelardo Guzmán, explicó que el examen de  hipotiroidismo congénito practicado a la menor, cumplió con todos los protocolos científicos, pero infortunadamente, la reacción del cuerpo fue adversa.

Las lesiones sufridas por “Sofía”, cuando apenas tenía cinco horas de nacida, ya están en conocimiento de la Policía de Infancia y Adolescencia, la Personería de Medellín y hoy será instaurada la denuncia penal en la Fiscalía, dijo Anderson Henao.

Hoy se conocerá el parte médico del Hospital San Vicente Fundación, que según información extraoficial, la recién nacida será sometida a un injerto de piel.