A la espera de que Medicina Legal entregue el cuerpo, están los familiares de María Gladys Arango Cuervo, la primera víctima del presunto asesino en serie en Guarne, Oriente de Antioquia, y cuyos restos fueron identificados preliminarmente por criminalistas de la Fiscalía.

Una familiar de la mujer aseguró que terminó la búsqueda de cinco meses, que emprendieron el 19 de enero de este año, cuando María Gladys desapareció tras reunirse con Jaime Iván Martínez, el confeso asesino en serie.

"Está completamente confirmado que ella está en Medicina Legal y fue el primer cuerpo que encontraron. Le vamos a hacer una velación, porque es un ser humano que nosotros queríamos mucho y es nuestra familia", dijo la mujer.

Con la ayuda de caninos expertos en la búsqueda de restos humanos, el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía continúa las excavaciones en una finca de la vereda Hojas Anchas, donde vivía el presunto asesino y se presume que estarían enterradas 19 víctimas más.

Entre los cuerpos que podrían estar inhumados, estarían los de  Natalia García Gil, excompañera sentimental del victimario, y sus dos hijos menores de edad. Según la confesión de  Jaime Iván Martínez,  en noviembre del año pasado asesino a sus familiares y los enterró en el lugar.