Días de angustia e incertidumbre viven los familiares de Odín Sánchez, secuestrado hace seis meses, y quienes están a la espera de que ELN libere al excongresista por Chocó antes del 3 de noviembre, como se acordó en la instalación de la mesa de negociaciones con el Gobierno.

Astrid Sánchez, hermana del político, le solicitó a la guerrilla que defina el día de la liberación de Odín, para que su esposa e hija,  al igual que el resto de familiares, terminen con la zozobra de no saber cuándo será el esperado reencuentro.

"Nosotros pedimos que ellos pongan una fecha para saber cuándo van a liberar a Odín. Han sido más tormentosos estos últimos días de espera que los seis meses que lleva secuestrado. Le reiteramos al ELN que se apiade de nosotros y lo liberan de una vez", aseguró Sánchez Montes de Oca.

Pese a la posible liberación, la familia de Odín Sánchez continúa con la rifa de un carro, con el cual se reunía parte del dinero que exigía el ELN para la liberación. De las mil boletas disponibles, solo queda la mitad. El sorteo del premio mayor fue aplazado para el sábado 5 de noviembre parafacilitar que los compradores cancelen la boleta.

En la última prueba de supervivencia, Sánchez Montes de Oca aseguró que aunque no se encuentra en graves condiciones de salud, sí tiene problemas de colon, que ha sabido sobrellevar en cautiverio. Además, el pidió al Gobierno que atiende la problemática de los habitantes de Chocó.