Una persecución política como la que llevó a la cárcel al exgobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos Botero, es lo que teme su familia si se anuncia una eventual candidatura a las elecciones a la Presidencia del próximo año, pese a que partidos como el Conservatismo y el Centro Democrático “le coquetean”.

Así lo manifestó su hijo, el senador Alfredo Ramos, quien sostuvo que el temor es porque hace cuatro años cuando su padre anunció una intención de competir en la contienda se hizo lo posible por truncar su participación con un falso testigo.

preload="none" controls="controls">

Para el congresista, Ramos Botero sólo está pendiente de que la Corte Suprema resuelva de fondo la investigación en su contra por presunta parapolítica.

preload="none" controls="controls">

El senador destacó que el interés que han mostrado algunos políticos por tener en sus filas a su padre es muestra del reconocimiento a una carrera política que ha sido seria y honesta.