Cargando contenido

Nélida del Carmen Vélez Correa, recuerda con dolor la tarde del 17 de Octubre de 2002, segundo día de la operación Orión, cuando, según ella, las fuerzas del Estado, asesinaron a su hijo en la puerta de su propia casa al regresar de uno de sus trabajos comunitarios en barrio Conquistadores, contratado por el ICBF.


Según su madre, Elkin de Jesús Ramírez de 27 años de edad, se estaba formando como seminarista en la comunidad religiosa de los hermanos Capuchinos y le faltaba poco para ordenarse sacerdote, fue asesinado a las 3 de la tarde del Jueves 17 de Octubre del 2002 y señalado por el Ejército de ser miliciano.


“El estaba corriendo la puerta, era una balacera horrible y nosotras estábamos encerradas debajo de la cama, cuando a él le dieron cayó y rodó por el solar, herido se metió a la casa vecina, ellos los siguieron y encendieron a bala a esa casa y la de nosotros como si realmente estuvieran combatiendo un delincuente” dijo Nélida del Carmen Vélez, quien luego debió desplazarse con sus otros seis hijos.


Según Adriana Arboleda, Abogada de la Corporación Jurídica Libertad, sólo la operación Orión, dejó en el territorio 400 víctimas.


“Sólo en lo que fue el primer día de Orión nos dejaron 6 víctimas de desaparición forzada, tres civiles muertos, 354 personas detenidas arbitrariamente, después de eso y hasta diciembre de 2003 logramos documentar 104 víctimas de desaparición forzada y al día de hoy aún tenemos la cifra de 94 personas que siguen desaparecidas” puntualizó Adriana Arboleda.


Nélida del Carmen Vélez Correa y La Abogada Adriana Arboleda, estuvieron presentes en los diversos actos de conmemoración de los 13 años de la Operación Orión en la que más de 3 mil hombres buscaban exterminar la presencia de grupos de Milicias Urbanas de Las FARC, El ELN  y los Comandos Armados del Pueblo (CAP).


En los actos de conmemoración las víctimas respaldaron la decisión del Tribunal Superior de Medellín de compulsar copias para que actual Senador Álvaro Uribe Vélez sea investigado por la posible complicidad entre Estado y Paramilitares en el desarrollo del operativo y reclaman avance en las investigaciones contra los generales Mario Montoya Uribe y Leonardo Gallego Castrillón.