Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Alcalde de Envigado, Braulio Espinosa.
Alcalde de Envigado, Braulio Espinosa.
Cortesía: Alcaldía Envigado (tomada de un video)

El alcalde de Envigado (Antioquia), Braulio Espinosa Márquez, expresó su “malestar y oposición” a la cuarentena decretada por la Gobernación del departamento en el oriente y el Valle de Aburrá, para este puente festivo de Reyes Magos.

El mandatario afirmó que “el comercio también es vida y salud” y la economía no aguanta más cierres como estos.

En contexto: Decretan toque de queda continuo en el Valle de Aburrá y el oriente de Antioquia

Espinosa Márquez afirmó que muchas familias de escasos recursos pasarán el toque de queda continuo de 82 horas sin alimentos, energía ni gas, porque hasta los servicios se los cortaron por falta de pago.

"Tenemos cientos de familias a las cuales les han cortado los servicios públicos, faltan alimentos. Veo totalmente inconveniente encerrar a estas familias durante un puente festivo sin cumplir con el mínimo vital", señaló.

De acuerdo con el funcionario, el foco de contagio son las reuniones familiares, pues la ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) siempre ha sido alta.

"Antes de la pandemia también nos manteníamos por encima de un 90% la ocupación de camas. El problema que tenemos son las integraciones familiares numerosas sin tapabocas, las rumbas clandestinas, los sancochos y los asados", puntualizó. 

Lea además:  Prohíben el ingreso a los 'charcos' en Barbosa (Antioquia) para este puente festivo

El mandatario quien estuvo de acuerdo con las restricciones para Navidad y Año Nuevo, dijo que para este puente festivo se debió decretar un toque de queda nocturno para no golpear más a la economía, que está al límite.

Pese a su oposición, Braulio Espinosa dijo que es respetuoso de las decisiones departamentales y pidió a la ciudadanía acatar la medida.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.