En la Comuna 13, San Javier, se iniciará a mediados de febrero, el estudio no técnico de desminado humanitario para evitar nuevas víctimas de artefactos explosivos no convencionales en este territorio, que fue uno de los de mayor impacto por el conflicto armado en Medellín. El subsecretario de derechos humanos, Carlos Arcila Valencia, confirmó que la Alcaldía y el Batallón de Desminado Humanitario, adelantan la etapa de socialización pedagógica con el apoyo de las Juntas Administradoras Locales para no generar temor en las comunidades intervenidas. “En esta primera etapa hay una socialización con todas las comunidades para explicarles la metodología y no generar alarmas, se les contará por qué Medellín aparece priorizada, qué barrios vamos a intervenir, entre ellos, está la Comuna 13 y Robledo, donde se comenzarán a hacer las visitas con el equipo de desminado”. Recordó el funcionario, que Medellín fue una de las ciudades priorizadas por el Gobierno Nacional para el desminado, por tener 250 víctimas de este flagelo y que en su mayoría quedaron con secuelas permanentes. “En Medellín hay 250 víctimas de estos artefactos explosivos donde el conflicto más complejo que tuvo la ciudad con los actores armados dejó la instalación de artefactos explosivos. Por lo tanto, lo que queremos es darle toda la atención y prioridad a estas familias de las víctimas”. El subsecretario de derechos humanos de la Alcaldía, Carlos Arcila Valencia, dijo que también serán intervenidos con el desminado, la comuna 7, Robledo y el corregimiento San Cristóbal.