En el baúl del carro, el alcalde electo de Medellín, Federico Gutiérrez Zuluaga, guarda una resma con volantes que tienen fotos de su campaña y las frases "Gracias Medellín" y "Federico, alcalde de la gente".

En sus ratos libres, Federico entrega personalmente los volantes a conductores, pasajeros del Metro, estudiantes y transeúntes, con quienes dialoga acerca de sus vidas y les agradece por elegirlo como alcalde.

"Uno tiene que ser agradecido con la ciudad. Yo he salido todos estos días a dar las gracias, que es la forma de no perder el contacto con los problemas de Medellín. Porque así como se hace campaña se gobierna, así que seguiré en las calles", aseguró el candidato electo de la capital antioqueña.

Federico Gutiérrez dijo que continuará agradeciéndole a la gente por los 244 mil 636 votos que obtuvo en las elecciones de autoridades locales, que  lo convirtieron en el alcalde más joven por elección popular en Medellín.