Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Fiscalía exhumó en Guarne, Antioquia, la primera víctima del "Monstruo del oriente"

Exhumación/Foto Fiscalía


En una finca ubicada a diez minutos del casco urbano de Guarne, Oriente de Antioquia, el CTI de la Fiscalía capturó a Jaime Iván Martínez, de 44 años,  quien confesó haber asesinado a 20 personas en la última década.


Según una familiar que prefirió omitir su identidad, el pasado 19 de enero María Gladys desapareció, tras reunirse con su vecino, Jaime Iván Martínez, quien era mayordomo de un predio de la vereda Hoja Ancha.


“Ella desapareció en enero. Él la recogió en una moto y desde entonces, no volvimos a saber nada más. Él es de la vereda. Alguna vez lo vi raro y le pregun:’Don Jaime, qué le pasa’. Y él sí me dijo que se sentía muy triste, que a él lo habían tratado muy mal pequeño”, señaló la mujer.


El alcalde del municipio, Sneyder Quiceno, aseguró que en la vereda Hoja Ancha, donde vivía y fue capturado Jaime Iván, la comunidad está asombrada por el hecho  y confía en que se esclarecerá la desaparición de algunos de sus vecinos.


“Se conoció la desaparición de María Gladys y se comenzó una investigación. Se buscó a la mujer, incluso se publicó la foto de ella en varios medios impresos. La comunidad ha preguntado mucho, especialmente del sector donde fue capturado este hombre”, indicó el mandatario local.


El director de Seguridad Ciudadana de la Fiscalía, Luis González de León, aseguró que la simcard del celular de la campesina desaparecida se mantuvo activa, y esta pista permitió la ubicación del presunto asesino en serie. Este hombre confesó que también ahorcó con un nylon, a su exesposa, Natalia García Gil y a sus dos hijos de 5  y 7 años, en noviembre de  2015.


“Allí encontramos las prendas y la vestimenta que tenía la señora el 17 de enero cuando desapareció. Un hombre que estaba ahí aceptó que la mató y la desapareció y que además había hecho lo mismo con 20 personas, entre ellas, su compañera sentimental y dos hijos”, aseguró el funcionario.


El presunto asesino en serie fue cobijado con medida de aseguramiento en centro carcelario, por la desaparición de María Gladys Arango, madre de dos hijos menores de edad.  En el predio, fueron hallados el reloj y las joyas de la mujer.


La Fiscalía comenzó el proceso de excavación en la finca, donde habrían sido enterradas las víctimas, para recuperar los cuerpos y realizar nuevas imputaciones al sindicado, esta vez, por el delito de homicidio.