Un fiscal especializado lidera el grupo especial de investigadores que se encuentra al frente de los casos de intento de atentados contra el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez.

El más reciente fue un plan para asesinarlo con dos fusiles AK-47 que venían camuflados en un sofá procedente de Caucasia, con los que ya serían cuatro atentados frustrados de los que ha tenido conocimiento la entidad investigativa.

Según la directora encargada de Fiscalías de Medellín, Adriana Villegas, el cuerpo investigativo designado también tiene apoyo de policías expertos.

Las autoridades barajan entre las posibilidades que un nuevo atentado contra el mandatario de la capital antioqueña sería en retaliación a la captura de Juan Carlos Mesa Vallejo, alias Tom -máximo cabecilla de la Oficina y líder de la banda Los Chatas que mantiene el control del 80 por ciento de la criminalidad-; ya que una fuente humana señaló que se debía a la detención del “Patrón”.