World Economic Forum / Benedikt von Loebell


Como la cuarta Revolución Industrial definieron, los asistentes al Foro Económico Mundial, el uso de la tecnología en el desarrollo social, cultural y económico de los países latinoamericanos, a sabiendas de la desaceleración de la inversiones extranjeras en el continente, de las presiones macroeconómicas externas y las bajas tasas de ahorro en algunos países.


De acuerdo con Brian Gallagher, director ejecutivo de United Way Worldwide, la inversión es la clave del desarrollo social mediante el uso de la tecnología, de esta forma disminuiría el desempleo, y habría mayor acceso a la información, participación democrática y alfabetización.


"Es cuestión de quién tiene acceso a la información, y yo creo que eso depende de las compañías, capacitar a los empleos, a la mano de obra menos capacitada y así aprovechar y otros conocimientos. Eso va tener que cambiar", agregó Gallagher.


Ilene Gordon, directora ejecutiva de Ingredion Incorporated USA, explicó que las industrias requieren personas con mayores destrezas y más capacitadas, por lo que desmintió que los avances tecnológicos reemplazarían la mano de obra, al afirmar que antes serían una herramienta para garantizar la eficiencia.


María Claudia Lacoture, ministra de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, reconoció que desde 2010 el gobierno reportó una disminución de la inversión extranjera en el sector petrolero y minero; no obstante, aseguró que se viene presentando un incremento en los negocios no mineros, como por ejemplos, en los tecnológicos y manufactureros.


“La tecnología es una industria con gran potencial en Colombia, es el momento de que el país muestre sus avances, no solo el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones , sino también los emprendedores que desarrollan videojuegos, aplicaciones de servicios. El país es pionero en este tema, y se puso en el Foro este punto como prioridad para lograr el desarrollo en la región”, puntualizó la ministra.