3.000 soldados y 6.000 policías tendrán como función acordonar los municipios del Valle de Aburra para vigilar el ingreso de vehículos a la capital antioqueña en vísperas de la visita del Papa Francisco. El comandante operativo de la Policía Metropolitana, coronel Juan Carlos Restrepo, explicó que ya hay un refuerzo de la institución para Medellín. "Hay un diseño especial, hay un refuerzo por parte del señor director general", agregó el oficial. Se espera que entre mañana y miércoles las autoridades de Policía presentes oficialmente el plan logístico y de seguridad para llegada del Sumo Pontífice el próximo sábado 9 de septiembre a la capital antioqueña.