Cargando contenido

En esa región del país se han erradicado más de 11.000 hectáreas de coca este año.

Terrenos fumigados con glifosato en Antioquia
Cortesía

Con unas fotografías, campesinos registraron los daños que supuéstamente han sufrido algunos predios, desde que se reactivó la fumigación con glifosato contra cultivos ilícitos en el Bajo Cauca antioqueño.

Estas aspersiones se realizan desde hace un mes con unos drones y con unas estacionarias que permiten, según la Gobernación de Antioquia, unos disparos de precisión sobre las matas de coca en esa región, donde se produce hasta un 70% de ese tipo de droga en el departamento.

Sin embargo, de acuerdo con las imágenes denunciadas por los campesinos, las fumigaciones no han sido precisas porque se observan destrucciones en los pastos, siembras de yuca y otros cultivos agrícolas alrededor y en medio de las plantaciones ilícitas tras los efectos del polémico herbicida.

Por eso es que William Muñoz, presidente de la Asociación de Campesinos del Bajo Cauca, considera esta aspersión como una amenaza contra el Programa Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos.

Lea también: Gobierno debe 4 meses de pago a erradicadores de coca en Cáceres, Antioquia

Este método de erradicación de los cultivos ilícitos es altamente cuestionado, porque estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Greenpace y la Federación alemana para el Medio Ambiente y la Naturaleza advierten del alto riesgo para la salud humana, la fauna y la flora de los territorios donde se aplica.

A pesar de eso el gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, insiste en la fumigación con glifosato y solicitará al Ministerio de Defensa y a la Anla que autorice la aspersión con helicópteros, pues tiene un rendimiento de hasta 200 hectáreas diarias, mientras que los actuales drones sólo abarcan unas tres hectáreas al día.

Las familias campesinas vinculadas al programa de sustitución consideran la fumigación con glifosato como otra “bofetada” al acuerdo de erradicación manual y voluntaria, debido a que el Gobierno Nacional les ha incumplido con los pagos.

También le puede interesar: Despegó fumigación de coca con drones en Antioquia

Según las denuncias de los líderes erradicadores en Cáceres, también en el Bajo Cauca, desde hace cerca de cinco meses no reciben el pago de $2 millones prometidos para arrancar y sustituir las matas de coca en sus hectáreas.

La Gobernación de Antioquia aseguró que este año se han erradicado 11.755 hectáreas de plantaciones ilícitas, 8.767 a manos de las Fuerzas Militares y de Policía, y otras 2.542 por aspersión terrestre.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido