Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Funcionario de EPM desaparecido
Funcionario de EPM desaparecido
Cortesía de la familia.

La última vez que Héctor Antonio Mejía Castrillón tuvo contacto con su familia, fue el pasado jueves 05 de noviembre, justo cuando salió de casa para asistir a la misa de un familiar que había fallecido en el municipio de Copacabana, Norte del Valle de Aburrá.

Su hija, María Clara Mejía González, aseguró que en el momento de su desaparición su padre vestía una camiseta tipo polo color vinotinto, un jean azul y tenis negros. Además, llevaba un morral negro manos libre. Particularmente, usa muchas camandulas en manos y cuello.

Dijo que hasta ahora, han recibido todo el acompañamiento de EPM, los han acompañado desde el momento de la desaparición de Mejía Castrillón, pero no de las autoridades competentes para tratar de dar con el paradero de su papá en el menor tiempo posible.

Instó a la Policía a que ayuden en el proceso de búsqueda de su ser querido antes de que sea demasiado tarde. Dijo que según algunos testigos, el día de su desaparición lo vieron también en una heladería a eso de las 8:00 de la noche.

"No sabemos qué rumbo tomó, lo que sí es necesario que se refuerce su proceso de búsqueda, pues ya va a completar una semana desaparecido, sin tener ninguna pista sobre su paradero". 

Héctor Antonio Mejía Castrillón es funcionario de EPM, donde labora desde hace 33 años en la central de generación de energía Guadalupe. La empresa comunicó que "se solidariza con su familia, amigos y compañeros y contribuye con las gestiones para lograr su pronto regreso a casa".

Entre tanto, sus seres queridos aseguran que nunca ha tenido problemas con nadie ni se conocían sobre amenazas en su contra. Es una persona tranquila y trabajadora. 

Cualquier información que se tenga sobre su paradero, se podrá compartir en los teléfonos dispuestos por su familia: 322 513 16 01 y 301 228 33 54.

Están además a la espera de una llamada que les permita tener información sobre su paradero, pues seis días después sin saber nada sobre él temen que le haya pasado algo.

Fuente

Sistema integrado de información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.