Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Gobernación de Chocó no tiene dinero para pagar millonaria multa que le impuso Supersalud

Foto referencial Bienestar Familiar


Por considerar que no hubo negligencia en la muerte de 30  menores, la Gobernación de Chocó presentó el recurso de apelación por la millonaria sanción que le impuso la Superintendencia de Salud.  


El gobernador del departamento, Efrén Palacios, quien tendría que pagar 64 millones de pesos, aseguró que ni la administración de Chocó, ni la secretaria de Salud, ni él, tienen dinero para cancelar la multa que suma 450 millones de pesos.


"Es que no tenemos renta propia. Nosotros no  tenemos cómo pagar esa multa. Ni a nivel institucional ni personal. Porque también la multa que se le impuso a la secretaria y al gobernador, son sumas muy altas, de cien salarios mínimos", dijo el mandatario.


De acuerdo con Efrén Palacios, la falta de agua potable en Chocó fue la principal causa de la muerte de los  niños, que tendrían edades entre los cero y 14 años.


"Hay que invertir en Chocó en agua potable y saneamiento básico. Se nos están muriendo los niños de diarrea, por el consumo de agua no apta y eso los lleva a que les den esa enfermedad y les produzca la muerte",  puntualizó el gobernador.


Actualmente, el 40 por ciento de la población de Quibdó tiene agua potable. Antes de finalizar el año, se espera que el líquido llegue al  90 por ciento de las viviendas de la capital del Chocó.


De acuerdo con la Gobernación de Chocó, se cumplieron con los protocolos en la atención médica de los 30 niños, de los cuales, indicó que solo dos no estaban afiliados a salud.