Cargando contenido

Foto: Colprensa



Con retenes a la entrada de los municipios, vigilancia en las vías y un refuerzo de la presencia militar, la Gobernación de Antioquia se prepara para evitar un posible ataque del ELN durante el paro anunciado por esta guerrilla.

Las alarmas se encendieron en el Norte y Bajo Cauca del departamento, donde tiene mayor presencia este grupo armado ilegal.

La secretaria de Gobierno, Victoria Eugenia Ramírez, sostuvo que el paro que comenzaría a las 6:00 de la mañana del 10 de febrero, quiere generar más temor dentro de la población, pero dio un parte de tranquilidad  y aseguró que las autoridades están preparadas.



En el departamento habría por los menos 200 miembros del ELN. En este momento, en Cáceres hay combates entre el ejército, la guerrilla y el Clan del Golfo que provocaron el desplazamiento de 530 personas, por lo que la población se manifestó preocupada por un posible incremento de la violencia durante el paro.